De Angelis, Pedro
 
| ALGUNOS DATOS BIOGRÁFICOS |
Historiador, periodista. Nació en Nápoles, Italia, en 1784 y falleció en Buenos Aires en 1859.
Fue uno de los primeros historiadores de la Argentina, recopiló y publicó documentos fundamentales que hasta ese entonces habían permanecido inéditos.
Su residencia en nuestro país se debe a Bernardino Rivadavia por quien fue contratado durante su estadía en París, hacia 1824. En efecto, Rivadavia se hallaba por entonces en la ciudad luz en busca de periodistas y educadores que nutrieran intelectualmente el Río de la Plata.
Llegado al país, se hizo cargo de la Imprenta del Estado y de dos publicaciones prometidas Crónica política y literaria de Buenos Aires, de marcado tinte oficialista y El Conciliador (1827).
Al finalizar la efímera presidencia rivadaviana, se aventuró en la creación de un diario que entre sus novedades incluyó los partes meteorólogos, los cambios de monedas, así como una sección de críticas literarias. Este diario que se denominó El Lucero (1829) publicó exhaustivamente las crónicas de la campaña de Juan Manuel de Rosas en el desierto, acrecentando aún más la figura del caudillo porteño.   
Al mismo tiempo, su vocación por el estudio y la investigación histórica lo llevó a compilar manuscritos y documentos relativos a los primeros años de vida independiente: la Recopilación de las Leyes y Decretos promulgados en Buenos Aires desde el 25 de mayo de 1810 hasta el fin de diciembre de 1835 un archivo de altísimo valor sobre nuestro pasado rioplatense. Asimismo, se dedicó a escribir varias biografías, inaugurando este género literario en nuestro país: Ensayo histórico sobre la vida del Exmo. Dr. D. Juan Manuel de Rosas (1830), las Noticias biográficas del Exmo. Sr. Gobernador y Capitán General de la Provincia de Santa Fe, Brigadier D. Estanislao López, la Biografía del Sr. General Arenales y la del científico Aimé Bonpland.
Aliado definitivamente a Rosas, éste lo contrató para difundir el proyecto rosista a través Archivo Americano y Espíritu de la Prensa del Mundo, editado en tres idiomas y con una vasta circulación en Europa. Esto le valió la crítica de varios exiliados, con quienes polemizó desde las páginas de esa publicación, sobre todo con su antiguo amigo Esteban Echeverría. Al mismo, dirigía el diario oficial de la Confederación La Gaceta Mercantil, creado en 1823 y cuya última aparición fue en 1853.
Su ímpetu y la pasión por estudio de la historia nacional lo llevó realizar una empresa de características monumentales e inéditas: Colección de Obras y Documentos relativos a la Historia Antigua y Moderna de las Provincias del Río de la Plata (1836), que testimoniaba la epopeya española y los primeros tiempos de la nación argentina. La obra completa alcanzó los seis tomos, formados por fascículos coleccionables adquiridos por suscripción. Todos ellos estaban realizados artesanalmente por De Angelis. El bloqueo francés al Río de la Plata (1838) frustró la continuación de la misma debido a falta de materiales para su edición.
Tras la renuncia de Rosas (1852), se marchó del país rumbo a Río de Janeiro para regresar al país en 1855 para ocupar, a instancias de Bartolomé Mitre, un destacado lugar en el Instituto Histórico y Geográfico del Río de la Plata, siendo ésta su última labor pública.
Entre sus obras más destacadas, además de las mencionadas Derroteros y Viajes a la Ciudad Encantada, ó de los Césares. Que se creía existiese en la Cordillera, al Sud de Valdivia (1836); Colección de viajes y expediciones a los campos de Buenos Aires y a las costas de Patagonia (1837).; Memoria sobre los derechos de soberanía de la Confederación Argentina a la parte austral del continente americano (1852),que constituyó uno de los primeros estudios geográficos del país;  Memoria sobre el estado de la Hacienda Pública, Proyecto de organización para la instrucción pública de la Provincia de Buenos Aires, Reglamento para el ejercicio y maniobras de los regimientos de infantería,  Libro de lectura elemental e instructiva para jóvenes estudiantes y una Bibliografía General del Río de la Plata, obra manuscrita que se conserva en el Archivo General de la Nación.
| OBRAS DEL AUTOR EN ESTE SITIO |