desde 1492 hasta 1800
empresas conquistadoras
 
 

Fueron soldados los que afirmaron su posesión, misioneros los que las evangelizaron, doctores los que las injertaron en una cultura milenaria, heredada de Grecia y Roma. Si bien cada uno de ellos reunía en sí algo de soldado, algo de misionero y algo de doctor, pudiendo considerarse la conquista como una obra colectiva de España, que trajo a nuestras playas la Fe, el Derecho, la Lengua, las Ciencias y las Artes. 

Así, un fraile argentino del siglo XIX –Francisco de Paula Castañeda– llegaría a escribir, en definición sintética, aunque acaso un tanto hiperbólica: “por Castilla somos gente”.

De manera que, antes de dirigir la mirada hacia el Río de la Plata para relatar nuestra Historia propiamente dicha, echaremos un vistazo a todo el mapa americano, con intención de presentar algunas de las aventuras conquistadoras más destacadas que tuvieron lugar en ese escenario durante el final del siglo XV y el XVI.

Mapamundi de Ortelius de 1587 muestra las posesiones españolas en la época

Con aquel grito de ¡tierra a la vista!, lanzado desde lo alto del mástil de una pequeña carabela, en la madrugada de un 12 de octubre de 1492, tuvo comienzo una de las empresas más notables que se hayan conocido.  

Bastó poco más de un siglo, en efecto, para que España incorporara a la Civilización Cristiana un inmenso continente. Pues, aunque esa labor esforzada se prolongara más allá de tal lapso, durante el mismo se imprimió un nuevo signo a las vastas regiones conquistadas, se aseguró su dominio y se les otorgó el carácter que las distingue.