crónicas y viajeros
Viaje al estrecho de Magallanes
Pedro Sarmiento de Gamboa
 
 
Los ataques del pirata inglés Francis Drake que asolaba las posesiones españolas en el Pacífico, les causaban incontables perjuicios. Cansado el Virrey de Perú, Francisco de Toledo, hacia el año 1578, encarga su captura a Pedro Sarmiento de Gamboa justo en momentos en que el corsario decide abandonar sus tropelías en la zona. Al año siguiente. Conocedor de la valía del navegante, Francisco de Toledo realiza un nuevo encargo a Sarmiento de Gamboa, esta vez, se trata de dirigir una exploración zarpando desde las costas del Mar del Sur, hoy conocido como Pacífico, para descubrir la embocadura del llamado Estrecho de Magallanes con el Mar del Norte, como se llamaba al Atlántico, tomar posesión de las tierras de la zona, y buscar lugares que se prestasen al establecimiento de una estratégica fortaleza artillada. Para tal empresa le encomendó dos navíos bien equipados y pertrechados.
La pintoresca narración de aquella histórica expedición da cuenta de haber puesto velas al viento el 11 de octubre de 1579 en el puerto de El Callao y capeando tempestades, solo al cabo de dos meses de esforzadas y minuciosas exploraciones reconociendo aquellas costas que bordeaban los difíciles pasos del estrecho, al que rebautizó con el nombre de la Madre de Dios, Sarmiento de Gamboa, accedió por fin, con la nave capitana Nuestra Señora de la Esperanza a las aguas del “océano azul".