período hispánico
La conquista del Plata y Tucumán
Pedro Santos Martínez
 
 
El actual territorio rioplatense fue descubierto y colonizado por tres corrientes penetradoras, que procedían del este, del norte y del oeste. La del este exploró el Río de la Plata, el litoral fluvial correspondiente a la cuenca rioplatense y la costa patagónica. La del norte —que procedía del Perú— penetró por el Tucumán, fundó la cadena de ciudades que terminaron en Córdoba y después descendió hacia el sur, para encontrarse con la que provenía de Asunción. Buscando una salida natural al mar, se unieron en Santa Fe, en 1573, para converger en Buenos Aires, en 1580. Al mismo tiempo, otra corriente, la del oeste, iniciada también en el Perú, se internó en Chile, traspasó la cordillera de los Andes y en sus impulsos pobló la región de Cuyo.
Aunque Roberto Levillier cimentó, y con muy buenos argumentos, por cierto, la posibilidad de que Américo Vespucio fuera el descubridor del territorio platense —recorrido quizá hasta la bahía de San Julián (48° latitud sur) por el portugués Gonzalo Coelho en 1502—, esta región no entra en la historia hasta el viaje de Juan Díaz de Solís, en 1516.

          Separata de la obra HISTORIA GENERAL DE ESPAÑA Y AMERICA - Tomo VII.  Ediciones Rialp S.A. - 1982