evolución política
» sucesos en España
 
 

rey Carlos IV

el rey Carlos IV y la reina María Luisa de Parma,

óleo de Francisco Goya, Museo del Prado, España 

 

Hacia 1808, en España reinaba Carlos IV, aunque gobernaba Manuel Godoy primer ministro del rey y favorito de la reina. Este oscuro funcionario manejaba la política española de un modo tan insensato que le valió el rechazo de casi todos los sectores de la sociedad, sobre todo por su apoyo incondicional a Francia.

En Francia imperaba Napoleón Bonaparte, a cuyos planes hegemónicos se oponía Inglaterra; y tras los fracasos navales de la flota hispano-francesa (1805) Napoleón decidió buscar la asfixia económica de los británicos mediante un bloqueo continental a fin de lograr su sometimiento. Para ello, la política del ministro Godoy se articulaba perfectamente con sus planes; no así la de Portugal, que aliada de Inglaterra se negó a plegarse al bloqueo, por lo que el emperador tomo la decisión de invadir aquel país ibérico.   

con su amoptinamiiento en Aranjuez, los españoles lograron coronar a Fernando VII 

Bajo la tolerancia de la corona española las tropas napoleónicas atravesaron el territorio español, sólo el hijo del rey, el príncipe Fernando se opone a tan descabellada situación, ganándose así la simpatía del pueblo que, encolerizado, se amotina en Aranjuez —lugar de veraneo real— exigiendo la renuncia de Manuel Godoy y la abdicación de Carlos IV en favor de su hijo Fernando, llamado “el deseado”. No encontrando otra salida, así se  hizo, el rey deja su trono a su hijo quien se convirtió Fernando VII.

Esta  situación, sin dudas, no favorecía los planes de Napoleón, de modo que haciendo uso del poder que le daba su ejército estacionado en España, convocó a la familia real en Bayona y hábilmente logró obligar a Fernando VII a devolver la corona a su padre, Carlos IV, quien a su vez fue compelido a entregarla a José Bonaparte, hermano de Napoleón, ahora nuevo rey de España.
 en Bayona Fernando VII abdica en favor de Carlos IV y este en favor de José Bonaparte
 Los españoles se enfurecieron, y a pocos días del suceso estalló en Madrid la primera revuelta contra del nuevo rey —José I, al que los españoles apodaban “Pepe Botella” por su adicción a la bebida— cuyos efectos se expandieron por toda península formando juntas populares y juntas regionales, que asumieron la autoridad en ausencia de sus reyes Carlos y Fernando. España se trababa en una lucha por lograr independencia.
Entre tanto, Inglaterra se transformó en una excepcional aliada de España en su lucha contra la invasión napoleónica, que con el paso del tiempo se volverá incontenible a pesar del valor y del esfuerzo que demuestran los españoles. Solo logró resistir Andalucía, dónde la Junta de Sevilla reasume los poderes de las otras juntas en nombre de Fernando VII.
 

 

 

  

 

 

 

 

Napoleón Bonaparte

   

Ministro Manuel Godoy

   

el rey Fernando VII "el deseado"

 

 

rey José I, hermano de Napoleón