de Santa Fe
Bigand

Bigand, con el agro y la industria

 

La plaza principal constituye con el parque Amerindia uno de los paseos más concurridosLa bonanza

económica atrajo a

nuevos habitantes

y en el pueblo no

existe el desempleo

 

Bigand.— Una comunidad en crecimiento, con el campo y la industria como principales motores de la economía, y que no conoce la desocupación. Esto es Bigand, una localidad de 6 mil habitantes, ubicada sobre la ruta provincial 14, a 70 kilómetros al suroeste de Rosario.

En los últimos años, la población creció a raíz de la gran cantidad de familias que llegaron a buscar trabajo y se radicaron definitivamente, lo que generó un déficit habitacional que la comuna busca revertir gestionando más planes de vivienda. “Este es un pueblo tranquilo y donde no falta el empleo”, coincidieron en señalar varios vecinos sintetizando su orgullo por el terruño.

La principal empresa local es la fábrica de galletitas Mauri, con más de 200 empleados y que genera trabajo indirecto para otros tantos bigandenses. La Comuna y el peaje del corredor vial Nº 6 sobre un tramo de la ruta 14 —explotado por un consorcio intercomunal— también son una fuente importante de absorción de mano de obra, al igual que la fábrica de acoplados Saturni y varios talleres metalmecánicos.

A eso se suman tres acopiadoras de granos, empresas de transporte de carga, pequeños emprendimientos productivos, comercios, dos sucursales bancarias y una cooperativa de servicios, entre otras actividades.

Este fuerte proceso de desarrollo es acompañado por la Comuna, hoy abocada a la construcción de un parque industrial para el traslado de fábricas que funcionan en el radio urbano y atraer nuevos capitales.

El pueblo luce bien cuidado y su estética es realzada por una copiosa arboleda prolijamente alineada en las veredas. Igualmente atractivos son la plaza central y el parque Amerindia, ubicado en la zona ferroviaria, espacios verdes que son habitualmente frecuentados por los vecinos para disfrutar a pleno de la naturaleza.

La educación está cubierta por diez establecimientos escolares de nivel inicial, primario y medio para adolescentes y para adultos. Además, Bigand tiene una fuerte movida cultural y más de 30 instituciones intermedias que dinamizan al pueblo.

 

Un personaje que es querido por todos

“Tengo 92 años y siento que si me voy me muero, porque la gente es buena y solidaria”. Así sintetizó don Lorenzo Ardiaca el amor por este pueblo en el que se radicó en 1922 junto a su familia, cuando apenas tenía 7 años.

“Eramos de La Violeta, en Buenos Aires, y cuando llegamos, Bigand sólo tenía once años de existencia; había unas 50 casas, las calles eran de tierra y sólo había luces en las esquinas, que se apagaban a la una de la mañana”, recordó este hombre al que los vecinos definen como “un personaje que es querido por todos”.

Para Don Lorenzo, “Víctor Bigand hizo mucho por el pueblo. Con el tiempo también se avanzó y ahora está totalmente cambiado”. Ardiaca fue peluquero y luego trabajó como telefonista hasta jubilarse. Una de sus pasiones es la música y aún despunta el vicio tocando el acordeón cuando lo invitan a alguna reunión.

“Cuando era joven integré algunas orquestas, pero ahora estoy grande y el cuerpo ya no me responde ”, dice graciosamente don Lorenzo quien cuando cumplió 90 años fue homenajeado en el Club Independiente, un acontecimiento social que “me llenó de orgullo y nunca olvidaré”, dijo.

 

Los referentes de la cultura

Tombolini une el oficio de carpintero y su pasión por la plásticaGermán Andrés Tombolini es un carpintero artesanal bigandense, pero su verdadera vocación es pintar cuadros. “Siempre tengo la fantasía de poder vivir de mi gran pasión, pero no es tan fácil”, asegura este joven mientras es fotografiado junto a una de sus pinturas con tallas en relieve, “Holocausto”. “Mi vocación surgió de pibe, cuando comencé a ir al, por entonces, Club de Niños Pintores que creó Marica Tornich, una gran maestra de dibujo a la que estoy muy agradecido por lo que me enseñó”, destacó este artista que se definió como “un autodidacta”.

Proyección nacional. Caburé es uno de los grupos musicales más importantes de la región. Creado en febrero de 1999 y con dos discos —”Corazón libre” y “Amor profundo”— en su haber, el grupo prepara hoy su tercera producción. El conjunto está integrado por Thito Amante, Claudio Ghisio, Luciano Biondi y Diego Arias. La mayoría de los temas de Caburé pertenecen al poeta salteño Yuyo Montes, con quien trabajan desde sus comienzos.

El historiador del pueblo. Julio Fanucci es un amante de la historia de su pueblo y canaliza su pasión en su programa, “Memoria y recuerdos”, que se emite los sábados de 15 a 18 por FM 90.7 Radio Líder. Su deseo es escribir un libro con los testimonios de vida que tiene grabados en más de 500 casetes y que comparte con sus fieles oyentes.

“Es imposible referirse a Bigand sin tener en cuenta la impronta de su fundador, porque tuvo una visión extraordinaria al concebir el pueblo dotándolo de una infraestructura acorde al desarrollo de la comunidad. Además apoyó todas las iniciativas a nivel institucional, comercial, cultural y deportivo”, sostuvo Fanucci. “Eso posibilitó —añadió— que Bigand crezca en forma homogénea siguiendo un pensamiento rector que se fue transmitiendo —más allá del disenso— a la clase dirigente a lo largo de distintas generaciones”.

 

Gustavo Orellano l La Capital l Miércoles 2 de abril de 2008 (fragmentos principales)

 

 

 

 

 

Un litigio que afecta a toda la población. Víctor Bigand, que fundó el pueblo el 15 de julio de 1909, tuvo tres hijos que no dejaron descendencia. La muerte de su última heredera, Octavia Bigand, derivó en una situación inesperada que mantiene en vilo a los bigandenses.

La anciana dejó un testamento donde manifestó su voluntad de con el producto de sus tierras —unas 3.600 hectáreas— se creara una fundación para ayudar a instituciones del pueblo. Si bien la fundación ya funciona con sede en Buenos Aires, en Bigand aseguran que “sólo envió migajas” para las entidades citadas en el testamento.

A esto se suma que el albacea encargado de hacer cumplir la voluntad de la mujer, Luis María Nicolás Alaimo, modificó cláusulas de arrendamiento y las 28 familias que trabajan esas tierras que pertenecieron a Octavia Bigand corren riesgo de desalojo cuando se venzan los contratos que, si bien tienen rigen por diez años, no podrán ser renovados tras la muerte del titular. El tema preocupa y se sospecha que detrás de la decisión “existe una maniobra de Alaimo para quedarse con los campos que fueron de la señorita Bigand”, como la recuerda el pueblo donde nadie ignora que “ella jamás se hubiese enfrentado con los colonos”.

 

Los clubes que rigen las pasiones deportivas. Los dos clubes deportivos de Bigand, Independiente y Sporting, tienen cada uno una rica historia. Independiente ganó 16 campeonatos oficiales y es el club que más títulos logró en la Liga Deportiva del Sur. Además fue campeón en un torneo provincial donde ganó la copa de oro tras vencer a Unión de Santa Fe. Ese equipo era dirigido nada menos que por Angel Tulio Zoff, quien inició así su carrera como técnico.

“Zoff estuvo en Bigand al cumplirse 40 años de ese título y siempre recuerda que se inició en la dirección técnica casi por casualidad. Don Angel tenía un taxi con el que traía a Bigand a jugadores desde Rosario y como la campaña del equipo era mediocre, se ofreció para dirigirlo técnicamente y lo sacó campeón”, recordó el historiador Julio Fanucci.

Por su parte, Sporting de Bigand fue el primer club del pueblo, fundado en 1911. Allí se inició, en 1965 y siendo un pibe Tomás Felipe “Trinche” Carlovich, aquel mágico jugador que luego brillara en Central Córdoba de Rosario. La entidad cuenta con uno de los campings más importantes de la zona y un circuito automovilístico donde se realizan competencias que reúnen gran cantidad de público.

De Bigand también surgieron jugadores de fútbol profesionales como Andrés Cosio, quien pasó por Talleres de Córdoba; Fernando Goriotti (Rosario Central) y Manuel Cosio (Newell’s).

Para los amantes de los fierros, la figura local es Iván Saturni, quien se consagró campeón en la categoría Turismo Nacional clase 2 y sigue en actividad.