la confederación
» el Pacto Federal

El 4 de enero de 1831, como respuesta a la Liga Unitaria del Interior, los representantes de los gobernadores federales firmaron un acuerdo en Santa Fe al que se denominó Pacto Federal. El documento lleva las firmas de los delegados de Buenos Aires, de Entre Ríos y de Santa Fe. A fines del mismo año era ratificado también por Corrientes, que al principio había opuesto algunos reparos en relación a la organización  económica.

Este acuerdo, que consta de 17 artículos, consistía en una verdadera alianza defensiva y ofensiva contra la Liga liderada por el general José María Paz, por lo que las provincias se comprometían a prestarse ayuda mutua en caso de ataques provenientes del extranjero (art. 2º), o de las otras provincias (art. 3º).

Se instituía, además, un órgano de gobierno, la Comisión Representativa, con facultades para celebrar tratados de paz, declarar la guerra, ordenar la formación de ejércitos, determinar el contingente de tropas de cada una de las provincias, etc. Estaría formada por un diputado por cada una de las provincias litorales y tendría su residencia en Santa fe.

Otra de las atribuciones importantes era la de convocar a un Congreso General Federativo que organizara la administración general del país bajo el sistema federal, previendo para ello invitar a las demás provincias de la República, cuando estuviesen en plena libertad y tranquilidad.

Frente a la grave situación interna planteada por la coalición unitaria que dominaba por la fuerza nueve provincias, la primera resolución de importancia que dispone esta Comisión Representativa fue declarar la guerra a la Liga Unitaria y la formación de un ejército para enfrentarla.

Al finalizar la guerra entre unitarios y federales, durante los años 1831 y 1832, las provincias que habían sido sometidas por el general Paz, se fueron adhiriendo al Pacto Federal, tal como en el mismo se preveía: Mendoza lo hizo el 9 de Agosto de 1831; Corrientes, el 19 de Agosto de 1831; Córdoba, el 20 de Agosto de 1831; Santiago del Estero, el 20 de Agosto de 1831; La Rioja, el 12 de Octubre de 1831; Tucumán, el 8 de Julio de 1832; San Juan, en Mayo de 1832; San Luis, el 13 de Abril de 1832; Salta, el 4 de Julio de 1832; Catamarca, el 3 de Septiembre de 1832.

Con todas las provincias unidas por este tratado confederal, sirvió de fundamento jurídico a la Confederación, manteniendo su vigencia hasta 1853, cuando la Constitución sancionada ese año lo mencionó como uno los "pactos preexistentes", que fueron antecedentes fundantes de la unión nacional.