el descubrimiento
» exploraciones posteriores
mapa que muestra los territorios que se habían explorado hacia1558. Por Bastian Lopes Una vez que los españoles estuvieron convencidos de que las nuevas tierras formaban un continente que se interponía entre Europa y las deseadas Indias Orientales, en Asia, se lanzaron con entusiasmo a una nueva empresa: hallar el camino marítimo que los llevara allí navegando hacia el oeste.
En uno de sus viajes, el intrépido navegante Vasco Núñez de Balboa exploró las costas de América del Norte y de América Central. Estando en ésta, se internó con sus hombres en la zona de Panamá, y abriéndose paso a través de la espesa y enmarañada vegetación del istmo, explorando por tierras desconocidas, se decidió a fundar la primera ciudad en tierras continentales. Se casó con la hija de un cacique, quien le hablaría de un lugar con abundante oro y plata. Atraído por el relato, en septiembre de 1513, Balboa y sus acompañantes, luego de varios días de marcha por la selva y atravesar montañas, se encontró con el espectáculo maravilloso de un inmenso océano que se extendía hacia el oeste, al que bautizó como Mar del Sur. El mismo al que en 1520 llegaría Fernando de Magallanes, navegando a través un largo estrecho situado en lo más austral del continente americano, y lo renombraría como Océano Pacífico por las calma de sus aguas.
Este descubrimiento, que reveló la existencia de una inmensa extensión marítima entre el nuevo continente y Asia, despertaría en los navegantes de la época la ambición de hallar entonces un paso que comunicara aquel océano con el Atlántico.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuñez de Balboa

Balboa intentaría luego llegar al imperio de los Incas en el Perú, impidiéndoselo una injusta persecución de que fue objeto por parte del gobernador de Darien, Don Pedro Arias de Ávila, apodado Pedrarias, quien lo condenó a la cárcel por delitos que en realidad no había cometido