organización política
» Consejo de Indias

Consejo de Castilla

A poco tiempo del descubrimiento, en 1493, los reyes designaron a un miembro del Consejo de Castilla, para se encargara de las tantas cuestiones que se originaban con las nuevas tierras. Tan ardua tarea recayó en Juan de Fonseca, convertido así en una especie de ministro de Indias.
Con el tiempo, por el aumento incesante de los asuntos vinculados con América, los monarcas constituyeron dentro del Consejo de Castilla una ”junta formada de cosas de Indias”, que funcionó como tal hasta que en 1524 se crea formalmente el Consejo de Indias.
Este fue el órgano más importante de la administración indiana (América y las Filipinas), ya que asesoraba al Rey en todos los asuntos relacionados con sus dominios de ultramar.
En sus manos estuvo todo el gobierno político y administrativo de los territorios de las Indias: nombramiento de los funcionarios, expediciones, preparación de las flotas, tratamiento de los indios, y era el tribunal más importante en España para las causas de las tierras descubiertas. Pero todo ello con subordinación efectiva a la alta autoridad de los monarcas, quienes tenían sobre esta institución una intervención personal constante, reservada y cautelosa.
Como sus funciones eran amplias y variadas, estaba compuesto por miembros con conocimientos en diversas disciplinas: había un cronista, un cosmógrafo, un canciller, contadores, secretarios, además de catorce consejeros. Se debía ocupar de de todos los asuntos políticos, judiciales y militares sobre las Audiencias del Nuevo Continente, como también de los virreyes, miembros de las Audiencias, gobernadores, etc. 
Una de las tareas más importantes que realizó el Consejo fue la elaboración de las leyes de Indias, que regían los destinos de América
El Consejo de Indias fue suprimido por las Cortes de Cádiz en 1812 y abolido finalmente en 1834.