organización política
» audiencias
Las Audiencias eran órganos colegiados cuya función principal era la administración de justicia. Esta institución se instaló en América tomando como modelo a las reales Audiencias y Cancillerías de Valladolid y Granada en España.
Además de los asuntos judiciales, sus integrantes, llamados oidores, cumplieron una gran labor en la observación y comprensión de la realidad americana. Tomaron a su cargo la protección de los aborígenes, informando directamente al rey sobre los problemas que había en su jurisdicción al respecto, y se convirtieron en una fuente de sugerencias y planes de reformas muchas veces adoptado por la corona. Al mismo tiempo ejercieron funciones de gobierno muy importantes y en muchas ocasiones controlaron el desempeño de los virreyes, pudiendo presentar quejas también al rey sobre los mismos, y actuaban en su reemplazo en caso de vacante.
Las enormes distancias, la dificultad de las comunicaciones y la desconfianza de los monarcas explican la variedad de atribuciones de que gozaron las Audiencias y el hecho de que si en algunos aspectos estaban sujetas a la autoridad de los virreyes, en otros estuvieran facultadas para compartir con ellos sus funciones de gobierno, y aun para controlarlos en algunas áreas.
Existieron Audiencias Virreinales, es decir, las radicadas en la capital de un virreinato y presididas por un virrey; otras Pretoriales, regidas por un Capitán General, y otras denominadas Subordinadas. Esta diferencia jerárquica fue más nominal que efectiva. 
El número de oidores de cada Audiencia dependía de la complejidad de los asuntos sometidos a su jurisdicción.
El siguiente es un detalle de las Audiencias que funcionaron en el continente americano, con sus años de creación:
• Santo Domingo -1513
• México (Nueva España) -1527
• Panamá (Tierra Firme) -1535
• Lima (Los Reyes) -1542
• Guatemala (Los Confines) -1543 
• Guadalajara (Nueva Galicia) -1548
• Santafé de Bogotá (Nuevo Reino de Granada) -1549
• Charcas (De la Plata) -1551
• San Francisco de Quito -1563
• Chile -1565
• Cuzco -1573
• Buenos Aires -1661
• Caracas -1777  
La Audiencia de Buenos Aires siguió funcionando como Tribunal de Alzada aún después de producido el movimiento revolucionario del 25 de mayo de 1810, aunque con oidores de origen criollo. Cabe recordar que los oidores españoles habían sido expulsados de Buenos Aires cuando éstos intentaron someter a la Junta Provisional Gubernativa, surgida de dicho movimiento, a un Consejo de Regencia que se había instalado en España.
Fue en enero de 1812, por la decisión del Primer Triunvirato, que llegó su fin, cuando se ordenó su sustitución por una Cámara de Apelaciones en el contexto de una reorganización integral de la justicia en el Río de la Plata.