desde 1900 hasta 1992
conspiraciones y elecciones
 
 

Desde su instalación, el gobierno de Justo navega aguas en cuyas profundidades se agitan dos conspiraciones: una nacionalista, que promueve con renuencia el coronel Juan Bautista Molina, y otra radical, cuyo instigador es el teniente coronel Atilio Cattáneo. En definitiva, ninguna de ellas llegará a estallar. Se producen, en cambio, dos movimientos de fuerza con alcances meramente locales e impulsados, curiosamente, por los conservadores. Uno de ellos derroca, el 21 de febrero de 1934, al gobernador de San Juan, Federico Cantoni, radical “bloquista” y partícipe de la “concordancia”, que es herido gravemente al defender la sede de su gobierno atacada a tiros; la intervención federal subsiguiente dejará la situación en manos del Partido Demócrata Nacional (conservador). El otro tiene lugar en la provincia de Buenos Aires, el 7 de febrero de 1935. Allí, elementos de acción vinculados con parlamentarios conservadores, ocupan el despacho del gobernador Federico Martínez de Hoz, en La Plata. Pide éste la intervención federal y, mientras tanto, la Legislatura le acepta una renuncia que no ha presentado. Repuesto en el cargo, se le amenaza con un juicio político y con otro ataque de los malevos comiteriles. Las causas del problema radican en que Martínez de Hoz está resuelto a que las elecciones que se realicen en la provincia sean limpias, mientras el partido prefiere asegurar su resultado mediante las maniobras que sean precisas para ello. Justo envía finalmente la intervención, pedida en un primen momento por don Federico, concluyendo así el episodio.


Justo tiene al general Manuel Rodríguez como candidato para sucederlo en la presidencia. Pero éste muere a comienzos de 1936. Puesto a buscar otro, se inclina por el doctor Roberto M. Ortiz, su ministro de Hacienda a la sazón. Ortiz es radical “galerita”, ha formado parte del gabinete de Alvear (al igual que Justo) y es abogado de los ferrocarriles británicos. La designación del candidato a vicepresidente queda librada a los partidos de la “concordancia” que, luego de diversas alternativas (Justo influye en favor de Miguel Angel Cárcano, mientras el partido Demócrata trata de imponer a Robustiano Patrón Costas), optan por el doctor Ramón S. Castillo, conservador.


Los radicales opuestos a la “concordancia” proclaman la fórmula Marcelo T. de Alvear-Enrique Mosca.


El 5 de septiembre de 1937 tienen lugar las elecciones y Ortiz-Castillo obtienen 1.100.000 votos contra 815.000 de Alvear-Mosca. Aunque parece que hubo fraude en muchos distritos, los resultados fueron los que se esperaban y las protestas de los vencidos no tuvieron mayor eco.









El 24 de junio de 1935 muere Carlos Gardel –el “Zorzal Criollo”–, en un accidente ocurrido en el aeropuerto de Medellín, Colombia, al despegar el avión en que viajaba, sobreviviendo sólo uno de sus guitarristas, Aguilar. Fue el más grande cantor popular del Río de la Plata, aunque hubiera nacido en Francia.


Durante el transcurso de 1936 se inaugura el obelisco, en Buenos Aires. Y, en Berlín, el equipo argentino de polo se consagra campeón olímpico.